Las XII tablas: Publicación de Información Jurídica

Está Ud. en: Artículos > TRIBUNAL CONSTITUCIONAL, GOBIERNO Y CATALUÑA

Artículos

 

 

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL, GOBIERNO Y CATALUÑA

25 de Agosto de 2016 | Los independentistas catalanes me recuerdan al chulo que todos hemos padecido en el colegio, al que tuvimos que parar los pies cogiéndolo por las solapas y leyéndole la cartilla, comprobando desde ese mismo momento que toda su valentía se le escurría por los pantalones.

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL,  GOBIERNO Y CATALUÑA

Ocurre que en el caso que comentamos quienes deben plantar cara a los órdagos de los bravucones catalanes, ni quieren, ni tienen credibilidad ni fuste para hacerlo.

El Tribunal Constitucional perdió toda legitimidad al poco de nacer con ocasión del caso Rumasa y no supo recuperarla nunca más. La prueba más evidente de su debilidad la constituye, precisamente, la reforma operada en octubre del pasado año a través de la que se le dota de ciertas medidas que pretenden asegurar el cumplimiento de sus resoluciones por parte de autoridades, empleados públicos o particulares. Es una regulación sin parangón en nuestro entorno jurídico. Nadie ha llegado a imaginarse que una sentencia de tan alto tribunal pudiera ser incumplida por las partes intervinientes en el proceso. Pero la legitimidad se gana día a día, actuación a actuación y el Tribunal Constitucional es presa de una hemorragia de crédito difícil de controlar a no ser refundándolo.

A sus miembros se les denomina Magistrados pero no proceden de la carrera judicial. Suelen ser catedráticos, profesores, juristas de prestigio, pero no son jueces. Esta circunstancia parece inocua, pero no lo es. Es gente con una gran formación profesional pero en muchas ocasiones, sobre todo si estamos en presencia de cuestiones de alcance político e institucional, cuando se leen sus kilométricas y alambicadas resoluciones, uno tiene la sensación de estar leyendo una teoría y no una sentencia. Ya lo dijo Pío Baroja: «escribir con sencillez es muy difícil y exige mucho tiempo». Es precisamente ese origen académico al margen de la carrera judicial el que está en la base de que el Tribunal se convierta en un laboratorio de ideas, en un germen de doctrinas más propio de otros ámbitos que de un tribunal. Son sabios, sí, pero como decía mi admirado pariente Ramón Prieto Bances: «los sabios a la Universidad».

Los independentistas catalanes son conocedores de estas patologías y campan a sus anchas. Tensan la cuerda hasta provocar la máxima tensión sabedores de que un tribunal melifluo como el que tenemos amagará y amagará, mareará la perdiz, pero sólo en una situación extrema se atreverá a cogerlos por las solapas.

¡Qué decir del otro sujeto capaz de plantarles cara, el Gobierno y el partido que lo sustenta, que estuvieron a punto de sucumbir a la tentación de votar favorablemente la posibilidad de que los independentistas catalanes tuvieran grupo parlamentario propio!

Sabiendo que el Tribunal Constitucional no es de fiar -porque no sería de extrañar que a esa actitud permisiva sumara un día una nueva teoría que diera alas a los independentistas-, qué fácil lo tendría Rajoy para abortar este permanente desafío. Para ser independientes se necesita dinero y la Generalitat tiene una deuda del 60% del PIB y está calificada de bono basura, lo que implica que no puede acudir a los mercados para obtener dinero y necesita la ayuda del Estado, ya no para inversiones, sino para pagar a proveedores.

No sería admisible que ese tan denostado Estado siguiera acudiendo en ayuda de quienes quieren separarse de España, para continuar financiando su deriva independentista.

Pero Rajoy es más melifluo aún que el Tribunal Constitucional y no sería de extrañar que continuara con esa política blandengue con quienes por su reincidencia, premeditación y alevosía se han ganado a pulso un buen sopapo institucional y económico.

Es cierto, como afirmaba Lucio Anneo Séneca que «toda la armonía de este mundo está formada de discordancias», pero el nacionalismo catalán es una aporía permanente.

 

Editor: Administrador

Colaborador: Ignacio Arias.

Comentario

Comentarios (0):

  • No hay comentarios
Añadir Comentario

Envíanos tu comentario:

Formulario de Nuevo comentario

Escribe el texto de la imagen:

simple_captcha.jpg
(6 caracteres)

Volver

EDITADA POR:

Visite la página de Mijares Abogados

 

Últimos Artículos

  • Artículos

    DEFRAUDADORES EN EL GOBIERNO

    22 de Junio de 2018 | Hace unos cuantos años, cuando asistía como Letrado a la Comisión Especial de Drogas del Parlamento Asturiano, una organización dedicada a la rehabilitación de toxicómanos me invitó a comer en uno de sus centros. Se trataba de un gesto de solidaridad con los ingresados, de evidenciar que el SIDA, que algunos de ellos padecían, no se contagiaba con el contacto cotidiano. La comida la habían preparado los propios enfermos, aunque ninguno de ellos era cocinero. Especial atención mereció el postre, consistente en una macedonia de frutas excesivamente acuosa, servida en una copa de cristal, en cuyo centro, se había colocado un flan.Difícil fusión, pero no era el momento oportuno de exteriorizar ninguna crítica. No hubiera sido bien entendida.

  • Artículos

    UN KAMIKAZE EN LA MONCLOA

    22 de Junio de 2018 | Puede sonar a hipérbole, sin duda, pero no lo es. A poco que reflexionemos sobre el término “kamikaze”, coincidiremos en que es el más apropiado para definir a Pedro Sánchez en su actual responsabilidad como Presidente del Gobierno.

  • Artículos

    RAJOY ERA EL PROBLEMA; RIVERA, LA SOLUCIÓN

    22 de Junio de 2018 | Ayer, viernes, y dentro del XIV Módulo de campo sobre el Derecho Consuetudinario Asturiano que organizo anualmente, tuve ocasión de impartir una charla en el centro social de la Parroquia Rural de San Martín de Valledor sobre la contribución de los bosques asturianos a la construcción de los barcos de la Marina española. Resultaba obligado hacer alusión a las dos grandes rutas que se cubrían para mantener la comunicación con nuestras colonias americanas y asiáticas: la Flota de Indias, que hacía el trayecto entre Veracruz (México) y Sevilla, y el Galeón de Manila (Filipinas), que mantenía unida esta localidad con la de Acapulco (México).

  • Artículos

    MARCO, HEIDI Y EL CHALET

    7 de Junio de 2018 | La compra de una residencia campestre por parte de Pablo e Irene, líderes de Podemos, me ha traído a la mente las series deMarco y Heidi, obra del genial creador japonés Isao Takahata. Niños, campo, montaña, sierra, naturaleza, amigos, padres, abuelos…, no sé, todo recordaba el bagaje afectivo de esas historias que nos llegaron al corazón.

Ir al listado completo de artículos...

Boletín Informativo

Toda la actualidad sobre información jurídica y nuestras novedades a través de su mail

Quiero suscribirme

2009 © LAS XII TABLAS Todos los derechos reservados

Aviso Legal | CSS 2.1

 

Desarrollado por Vorago Tecnología