Las XII tablas: Publicación de Información Jurídica

Está Ud. en: Artículos > BARÓMETROS

Artículos

 

 

BARÓMETROS

22 de Agosto de 2017 | Los barómetros son instrumentos que sirven para medir la presión atmosférica. Los del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) miden el estado de la opinión pública española del momento.

BARÓMETROS

Con ocasión de la publicación del último sondeo de este organismo, una buena amiga, lectora de EL COMERCIO, me invita a reflexionar sobre si no resultaría justo y oportuno dedicar unos comentarios al ascenso en la intención de voto de Pedro Sánchez que, a su juicio, ha pasado de ser el candidato de la militancia al candidato de gran parte de la ciudadanía. Obvio es decir que mi interlocutora es militante socialista y votante del actual Secretario General.

            Lo primero que debemos tener en cuenta es que un sondeo es una fotografía de las tendencias del cuerpo electoral en un momento determinado que no describe más que el presente -del que no se puede predecir el futuro- y que responde a las circunstancias políticas imperantes.

            Esperar que un sondeo electoral represente una predicción de opciones es como pretender acertar el caballo ganador a partir de los entrenamientos.

            Es cierto que la Ley Orgánica del Régimen Electoral General prohíbe falsificaciones, ocultaciones o modificaciones deliberadas de los datos e informaciones que contengan las encuestas, pero que en este caso concreto el mejor valorado sea Joan Baldoví, el segundo Xavier Domènech y el tercero Alberto Garzón, los dos primeros conocidos en su casa a la hora de dormir y el tercero por mercadear con Izquierda Unida, traicionando la ilusión de los militantes de tan histórico y emblemático partido, le resta toda credibilidad, o al menos la tiñe de la sospecha de que estaba excesivamente focalizada, casi diría que circunscrita a ámbitos sociales en los que existe una preeminencia de sectores de tendencia podemista.

            Por otra parte, los sondeos del CIS habitualmente se proyectan sobre un universo cuantitativamente muy pequeño –unas 2.000 personas- y unos ámbitos geográficos muy reducidos –unos 250 municipios-.

            Sánchez fue elegido por la militancia en un proceso democrático, qué duda cabe, pero como afirmaba Winston Churchill: «El primer argumento contra la democracia es cinco minutos de conversación con el votante medio». A mí, en particular -que creo tener buen ojo para los políticos- no me inspira confianza. Ninguna. Es más, creo que si llega a alcanzar responsabilidades de gobierno nos meterá en muchos líos.

            No encuentro, por tanto, argumento alguno para predicar de Sánchez ningún elogio como potencial gobernante a no ser su dominio del inglés. Pero se puede sobrevivir sin hablar el idioma de Shakespeare; que se lo pregunten a Felipe, a Aznar, a Zapatero o a Rajoy.

            No me gusta su vanidad, su ambición desmedida, su falta de personalidad, su proyecto político evanescente, frágil y peligroso; es alocado, insensato, imprudente, acomodaticio. No es lo suficientemente específico para ser creíble ni lo suficientemente universal para ser relevante. Parafraseando al político inglés: «Tiene todas las virtudes que no me gustan y ninguno de los vicios que admiro».

            No es este un juicio que venga conformado por prejuicios previos ni por preferencias políticas definidas. He elogiado a Javier Fernández por su mesura, por su buen juicio. También rendí homenaje a Ignacio Prendes. Mi voto no está cautivo, lo ejerzo tras analizar detenidamente los programas de cada partido y pensando en el interés público.

            Es precisamente esa libertad de juicio y de análisis la que me lleva a ver en Pedro Sánchez el peligro, consecuencia, entre otras muchas razones, de abrir disputas constitucionales a la carta sin rumbo, que ponen en peligro nuestro futuro y nuestra convivencia.

            Para mí, el Sánchez político merece una calificación de suspenso bajo y eso –para no disgustarte en exceso, estimada amiga- «emponderándulu».

Editor: Administrador

Colaborador: Ignacio Arias.

Comentario

Comentarios (0):

  • No hay comentarios
Añadir Comentario

Envíanos tu comentario:

Formulario de Nuevo comentario

Escribe el texto de la imagen:

simple_captcha.jpg
(6 caracteres)

Volver

EDITADA POR:

Visite la página de Mijares Abogados

 

Últimos Artículos

  • Artículos

    TABARNIA FRENTE A TRACTORIA

    16 de Enero de 2018 | El ilegal e inquisitivo proceso secesionista catalán, además de sembrar la zozobra, el caos y el asombro en el mundo democrático civilizado por lo zafio y grosero de su desarrollo procedimental y por el uso partidista del ejecutivo y el legislativo, ha provocado la gestación de fenómenos de gran interés haciendo buena aquella frase de que el independentismo genera independentismo.

  • Artículos

    UN HOMBRE, UN VOTO

    8 de Enero de 2018 | Sin pretender resucitar los postulados de Carl Schmitt, que se oponía frontalmente a la igualdad de todos los hombres, y sin caer tampoco en la teoría de Schumpeter que defendía que la democracia debía quedar en manos de unos pocos -a ser posible, los mejores-, lo cierto es que los pilares sobre los que se viene sustentando la democracia se están resquebrajando, al menos en su concepción tradicional. El Brexit, la victoria de Trump y, por qué no decirlo, el triunfo de los independentistas en Cataluña, parece que están agitando un movimiento de reflexión sobre los postulados históricos de lo que considerábamos la panacea de la igualdad de los seres humanos: «un hombre, un voto».

  • Artículos

    SUICIDIO DEMOCRÁTICO COLECTIVO

    3 de Enero de 2018 | Lo ocurrido en las elecciones catalanas del pasado jueves guarda muchas similitudes con los suicidios vitales colectivos. El hombre es, juntamente con algunos cetáceos que encallan voluntariamente en la costa hasta morir, el único ser del universo que se quita la vida voluntariamente. Desde que Karl Marx elaborara su teoría sobre la enajenación del ser humano, se construyeron otras muchas en torno a los fenómenos del suicidio colectivo atribuyéndolo a estímulos psicóticos e ideas delirantes impulsadas por sectas que dominan y controlan la voluntad de los individuos que las integran.

  • Artículos

    EL TEATRO ELECTORAL EN CATALUÑA

    3 de Enero de 2018 | En todos los procesos electorales cabe advertir tintes teatrales. En realidad, la política es una representación de historias frente a un público, más o menos entregado, llevada a cabo por unos actores, en la que se combinan actuaciones, discursos, gestos, escenografía, música y sonido. Esto fue así siempre y seguirá siéndolo en el futuro.

Ir al listado completo de artículos...

Boletín Informativo

Toda la actualidad sobre información jurídica y nuestras novedades a través de su mail

Quiero suscribirme

2009 © LAS XII TABLAS Todos los derechos reservados

Aviso Legal | CSS 2.1

 

Desarrollado por Vorago Tecnología