Las XII tablas: Publicación de Información Jurídica

Está Ud. en: Artículos > COCIDOS EN SU PROPIA SALSA

Artículos

 

 

COCIDOS EN SU PROPIA SALSA

15 de Noviembre de 2017 | Ese puede ser el destino de Puigdemont, sufrir las consecuencias de sus propias acciones, cocerse en el caldo incomestible del que el Presidente de la Generalidad es el principal ingrediente.

COCIDOS EN SU PROPIA SALSA

El requerimiento remitido por el Presidente del Gobierno de España lo aboca a la inmolación, sea esta provocada por sus correligionarios, sea por la justicia española.

La respuesta a la pregunta sobre si ha declarado la independencia de Cataluña tiene pocas alternativas. Ahora bien, sería de ilusos pensar que Puigdemont vaya a contestar con un sí. Una respuesta afirmativa lo haría pasar de presunto delincuente a delincuente (si no lo es ya) y lo apartaría definitivamente de la Presidencia. La respuesta tampoco será un no rotundo. Se moverá en la abstracción y seguramente apelará al carácter simbólico de la declaración.

Esta respuesta deberá ser interpretada por el Gobierno como un sí rotundo y a partir de ella quedará habilitado para poner en marcha medidas proporcionadas, pero enérgicas, para recuperar el terreno perdido en una comunidad que aunque no formalmente, pero sí materialmente, viene funcionando como un Estado dentro del Estado. La prueba más evidente es que el Gobierno Central ni siquiera dispone en el territorio catalán de las infraestructuras necesarias para poder alojar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que se vieron obligados a utilizar buques y a vagar de hotel en hotel, dando una imagen penosa.

Por mucho que el lenguaje político obligue a sostener lo contrario, para España, para la Constitución, para el Estado de derecho y para el correcto funcionamiento de las instituciones a corto y medio plazo, la mejor respuesta de Puigdemont a la interpelación del Gobierno sobre si declaró la independencia es el sí. Ello permitiría actuar, acabar con esta situación insostenible, restablecer la normalidad democrática y el respeto a la ley y zanjar esta cuestión con la convocatoria de elecciones autonómicas. Sería entonces responsabilidad de los propios catalanes, en especial de esa mayoría silenciosa, tomar las cosas en serio, ir a votar e intentar cambiar la correlación de fuerzas en el Parlamento.

Parlamento que, por cierto, ha pasado de ser el lugar en que se debate, se acuerda, se gestiona el interés público, se legisla, se aprueban los presupuestos, se respetan los procedimientos y se da voz a las minorías, por más que triunfe siempre el voto de la mayoría, a ser un foco de infección del tejido social, económico e institucional.

Yo no albergo ninguna duda de que lo que realmente proclamó Puigdemont el pasado martes fue la independencia de Cataluña. Para llegar a esta conclusión no son precisos especiales conocimientos jurídicos, basta con no ser sordo y, en su defecto, saber leer: «Asumo que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de República (...) Propongo que el Parlamento suspenda los efectos de la declaración de independencia (...)» En ese momento se levantó la sesión, con lo cual el Parlamento no se pronunció sobre la suspensión, de tal manera que ateniéndonos a la literalidad de las palabras, que es la primera regla de la interpretación, la declaración de independencia está en vigor. A mayor abundamiento, no se puede suspender lo que no existe.

En cualquier caso sorprende que se le pregunte al golpista si dio un golpe de estado; sorprende que el golpista siga en su puesto; sorprende que el interlocutor de una no descartable negociación sea el propio golpista. Golpista que, por cierto, está imputado por cohecho, malversación de fondos públicos y desobediencia.

Del chantaje no se pueden derivar privilegios; con los golpistas no se debe dialogar.

Editor: Administrador

Colaborador: Ignacio Arias.

Comentario

Comentarios (0):

  • No hay comentarios
Añadir Comentario

Envíanos tu comentario:

Formulario de Nuevo comentario

Escribe el texto de la imagen:

simple_captcha.jpg
(6 caracteres)

Volver

EDITADA POR:

Visite la página de Mijares Abogados

 

Últimos Artículos

  • Artículos

    ¿BÉLGICA FORMA PARTE DE LA UNIÓN EUROPEA?

    1 de Diciembre de 2017 | La pregunta no es baladí. Las exigencias de la justicia belga para aceptar la petición de extradición de Puigdemont y sus secuaces son, además de humillantes, claramente contrarias a las exigencias que los países aspirantes deben reunir para ingresar en la Unión.

  • Artículos

    ¿CÁRCEL O RESPETO A LA LEGALIDAD?

    1 de Diciembre de 2017 | Un amigo, lector de EL COMERCIO, me pregunta por la vía que considero más eficaz para escarmentar a los independentistas, si la emprendida por la juez Lamela (Audiencia Nacional), que decretó el ingreso en la cárcel de los presuntos sediciosos, o la patrocinada por el magistrado Llarena (Tribunal Supremo), que optó por la prisión provisional eludible mediante fianza para Carmen Forcadell o la libertad provisional con fianza para el resto de los miembros de la Mesa, previa apostasía política de todos ellos, que asumieron la intervención derivada de la aplicación del 155, manifestaron que dejarían su actividad política futura o, si seguían ejerciéndola, lo harían renunciando a cualquier actuación fuera del marco constitucional, y que la DUI fue meramente simbólica, sin valor jurídico alguno. Declaraciones mendaces donde las haya, porque Forcadell se presenta de nuevo a las elecciones con un partido que tiene por bandera la independencia, pero, de momento, tuvieron que hincar la rodilla ante la justicia.

  • Artículos

    Y AL SÉPTIMO DÍA DESCANSÓ

    17 de Noviembre de 2017 | Es difícil sustraerse a la tentación de no hablar de Cataluña y de toda la mentira, el circo, el fariseísmo, la miseria, y el adoctrinamiento que la rodea. Y resulta más difícil aun cuando asistimos a un espectáculo sorprendente y abochornante protagonizado por la que actuó como punta de lanza del proceso independentista. Carmen Forcadell reniega de la independencia ante el juez y dice que todo fue una broma, un gesto simbólico sin valor jurídico alguno. La que encarnaba el odio, la sin razón, el desprecio a España la que capitaneaba las decisiones parlamentarias con cara de estreñida, renuncia a cualquier actuación futura fuera del marco constitucional y acepta sin rubor alguno el 155. Con qué actitud podrá seguir ejerciendo su cargo teniendo en cuenta que el juez supedita su libertad a la observancia de la legalidad. Pura caganer. Una broma muy cara para la economía catalana y española. ¿Qué pensarán los que perdieron su puesto de trabajo? ¿Seguirán dejándose engañar?

  • Artículos

    SE ACABÓ LA FIESTA

    15 de Noviembre de 2017 | Dicen que en Europa escasean los huevos y que España es el país llamado a minorar esa deficiencia. No parece que acogiendo a Puigdemont en Bruselas se vaya a solucionar el problema, porque de webos (web operating system), sí que entiende, pero a cobarde, insolidario irresponsable y fracasado, no lo gana nadie. Mientras sus consejeros declaraban, él tomaba café en una terraza.

Ir al listado completo de artículos...

Boletín Informativo

Toda la actualidad sobre información jurídica y nuestras novedades a través de su mail

Quiero suscribirme

2009 © LAS XII TABLAS Todos los derechos reservados

Aviso Legal | CSS 2.1

 

Desarrollado por Vorago Tecnología