Las XII tablas: Publicación de Información Jurídica

Está Ud. en: Artículos > Los Principios De Buena Fe Y De Confianza Legítima

Artículos

 

 

Los Principios De Buena Fe Y De Confianza Legítima

13 de Octubre de 2009 | Artículo de Ignacio Arias Díaz
El artículo 3.1, párrafo segundo, de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, proclama que las Administraciones Públicas ”deberán respetar en su actuación los principios de buena fe y de confianza legítima”.

Estos principios dimanan directamente del principio de seguridad jurídica proclamado por el artículo 9.3 CE.

El fundamento del principio de confianza legítima que exige que las autoridades y la Administración sean fieles a sus propios actos o a su propia conducta anterior, radica en la exigencia de la más elemental seguridad jurídica que deriva, a su vez, de la existencia del Estado de Derecho. Los ciudadanos poseen el derecho a prever y ordenar pro futuro su trayectoria vital. Que el Derecho garantice un mínimo de estabilidad sobre la cual construir un proyecto personal o profesional sin que los cambios súbitos, inaudita parte, y sin fundamento legal alguno, supongan trastornos en las relaciones jurídicas ya entabladas, ni cambios en las expectativas jurídicas creadas. Jurídicamente implica la prohibición de ir contra los propios actos (Lorenzo de Membiela, 2005).

Como se ha encargado de proclamar la STS de 11 de julio de 1986, FJ 3 (RJ 1986,5063), “La buena fe, concepto quizá más fácil de sentir que de definir, en cuanto principio jurídico, tiene muy distintas manifestaciones. En lo que ahora importa, implica una exigencia de coherencia con la confianza que en los demás ha podido razonablemente originar la conducta anterior del sujeto actuante (...)”.

El principio de protección de la confianza legítima se traduce, en último término, en la irrevocabilidad de las situaciones subjetivas consentidas y admitidas. Es una técnica de protección de las situaciones consolidadas, una salvaguarda de los derechos frente a la Administración; una garantía del ciudadano que ha acomodado su actuación a como legítimamente podía suponerse que iba a actuar la Administración ponderando los precedentes, la legalidad aplicable, y las situaciones ya consolidadas.

En la sentencia de 27 de abril de 2007 (RJ 2007\5798) se reproducía en su penúltimo fundamento de derecho lo anteriormente manifestado en las Sentencias de 20 de mayo (RJ 2004\3480) y 24 de noviembre de 2004 ( RJ 2004\8108). "Es cierto que si la Administración desarrolla una actividad de tal naturaleza que pueda inducir razonablemente a los ciudadanos a esperar determinada conducta por su parte, su ulterior decisión adversa supondría quebrantar la buena fe en que ha de inspirarse la actuación de la misma y defraudar las legítimas expectativas que su conducta hubiese generado en el administrado. También lo es que ese quebrantamiento impondrá el deber de satisfacer las expectativas que han resultado defraudadas, o bien de compensar económicamente el perjuicio de todo tipo sufrido con motivo de la actividad desarrollada por el administrado en la creencia de que su pretensión habría de ser satisfecha; pero no sería correcto deducir de esta doctrina que pueda exigirse a la Administración la efectiva satisfacción de lo demandado cuando ésta haya de ajustarse a una conducta normativamente reglada y se aprecie la ausencia de uno de los requisitos que permitan el otorgamiento de lo solicitado. Es decir: la plena satisfacción de la pretensión desatendida no puede obtenerse en aquellos supuestos en los que está excluido el ejercicio de la potestad discrecional de la Administración y sometida su decisión al cumplimiento de determinados requisitos legales, cuya carencia ha de impedir acceder a lo solicitado…

La STS de 28 de julio de 1997, FJ 6 (RJ 1997,6890), describe certeramente la función del principio de confianza legítima al establecer que “El principio de protección de la confianza legítima que ha de ser aplicado, no tan sólo cuando se produzca cualquier tipo de convicción psicológica en el particular beneficiado, sino más bien cuando se basa en signos externos producidos por la Administración lo suficientemente concluyentes para que le induzcan razonablemente a confiar en la legalidad de la actuación administrativa, unido a que, dada la ponderación de los intereses en juego –interés individual e interés general-, la revocación o dejación sin efecto del acto hace crecer en el patrimonio del beneficiado que confió razonablemente en dicha situación administrativa, unos perjuicios que no tiene por qué soportar”.

Desde el punto de vista jurisprudencial, parece que los elementos a considerar para que prospere la invocación del principio de buena fe y confianza legítima están claros, si bien hemos de tener en cuenta que la jurisprudencia comunitaria exige la concurrencia de tres elementos:

  1. No es suficiente que la Administración realice insinuaciones o promesas, sino que ofrezca seguridades específicas respecto de la regularidad de la conducta que se quiere consolidar.
  2. Las esperanzas en una decisión deben ser debidamente fundadas.
  3. La posición que se espera adquirir debe ser legal, no contraria a derecho.

Para finalizar, unas palabras de F. López Menudo a propósito de este tema, que nos eximen de extendernos más sobre el particular: “Toda modificación del ordenamiento jurídico, de las situaciones ya consolidadas, genera una situación de riesgo colectivo; riesgo para el destinatario de la norma, de la modificación, que puede ver frustradas bruscamente las seguridades que creía tener ganadas, seguridades quizás obtenidas con el esfuerzo permitido e incluso alentado por legislaciones anteriores, por el propio organismo en el que se prestan servicios; y riesgo, también, aunque de otra naturaleza, para el propio creador de la norma, para el autor de la modificación, pues sus posibles veleidades en esta materia acaban minando su propia auctoritas, ya que no puede inspirar confianza quien de modo inconstante pretende quitar hoy lo que ofreció ayer o no cumplir mañana las promesas de hoy”.

Los juristas deberíamos acostumbrarnos a invocar este principio en la defensa de los ciudadanos ante la Administración, sobre todo en aquellos casos en los que se produce una utilización abusiva de la norma jurídica o del acto administrativo, sorprendiendo la confianza de las personas destinatarias de la norma que no esperaban cabalmente una reacción normativa de tal impacto, al menos sin algunas medidas transitorias que paliasen los efectos tan bruscos.

Editor: Ignacio Arias Díaz

Colaborador: Ignacio Arias Díaz

Comentario

Comentarios (1263):

  • bxjhrjmzoczsojfcfkwypzcroldxjva dijo el 20 de Septiembre, a las 23:13

    <a href="http://baymontelreno.com">canadian online pharmacy generic cialis</a> order cialis using paypal http://baymontelreno.com

  • fpiojymsnoytwuvpynfofozoezatotv dijo el 20 de Septiembre, a las 19:46

    <a href="http://canadian-pharmasale.com">order cialis with paypal</a> buy liquid cialis online http://canadian-pharmasale.com

  • ulcryxeonzhxnbxhreparpuezvbmfej dijo el 20 de Septiembre, a las 18:32

    <a href="http://buycialisonlineglka.com">cialis online us pharmacy</a> generic cialis without a prescription http://buycialisonlineglka.com

  • gnmdgjjmmucphinmqzwiewxtlaqloet dijo el 20 de Septiembre, a las 15:44

    <a href="http://unishade.com">cialis 5mg best price</a> generic cialis without prescription http://unishade.com

  • siypcclecanxzfjcinkflwieylnsjhq dijo el 20 de Septiembre, a las 10:19

    <a href="http://rabbitinahat.com">order cialis online australia</a> cheap cialis prices uk http://rabbitinahat.com

Añadir Comentario

Envíanos tu comentario:

Formulario de Nuevo comentario

Escribe el texto de la imagen:

simple_captcha.jpg
(6 caracteres)

Volver

EDITADA POR:

Visite la página de Mijares Abogados

 

Últimos Artículos

  • Artículos

    NO ES UN GOL, MINISTRA, ESIGNORANCIAE INCOMPETENCIA

    17 de Septiembre de 2018 | Qué es peor, decir tonterías o hacerlas? En el Gobierno de Sánchez, incluido el propio Sánchez -que actúa como un pirómano hablando de referéndum en Cataluña, mientras el paro sube, el turismo disminuye y el recibo de la luz crece- parece que compiten por ambas cosas. El Consejo de Ministros ha pasado de ser un órgano colegiado con una sola voz hacia el exterior, a ser un caos en el que todos quieren ser amos y ninguno el dueño de sí mismo. Las contradicciones y las rectificaciones –concertinas, Aquarius, impuesto a la banca, al diésel, defensa de Llarena- son el pan de cada día y la incompetencia y la ignorancia refulgen con luz propia, incluso en aquellos ministros precedidos de una trayectoria profesional solvente.

  • Artículos

    UN GOBIERNO INSOPORTABLE

    17 de Septiembre de 2018 | Desde que Sánchez irrumpió en el primer plano de la política, lo vengo tachando de insensato, cultivador de la necedad, de la imprudencia y de la falta de sentido y buen juicio. Y a fe que su actitud ante los separatistas catalanes, de los que es rehén, reafirman la procedencia de tales calificativos. El fabricante de Red Bull estará interesado en la fórmula empleada porque Sánchez sí que les ha dado alas.

  • Artículos

    LOS CLAROSCUROS DE LA SOLIDARIDAD

    7 de Septiembre de 2018 | La solidaridad está de moda, sobre todo en el campo de la inmigración. Y hay de quién ose ponerla en duda; se le colgará el cartel de extrema derecha, de reaccionario y de fascista.

  • Artículos

    CASADO: PRESCRIPCIÓN O IMPUTACIÓN

    7 de Septiembre de 2018 | A raíz de las justificadas críticas a la sentencia dictada en el denominado caso «Manada», laPlataformaCívica por la Independencia Judicial en un amplio escrito dirigido al Consejo de Europa reivindicaba un mayor protagonismo del Consejo General del Poder Judicial en la defensa de la independencia e imparcialidad de los jueces.

Ir al listado completo de artículos...

Boletín Informativo

Toda la actualidad sobre información jurídica y nuestras novedades a través de su mail

Quiero suscribirme

2009 © LAS XII TABLAS Todos los derechos reservados

Aviso Legal | CSS 2.1

 

Desarrollado por Vorago Tecnología